La sede corporativa de Microsoft en Madrid, diseñada por el grupo 3g office, ha recibido el premio Good Practice en Facility Management, elegido por un comité de expertos y concedido por la Asociación Española de Facility Management (IFMA). El premio Good Practice reconoce la calidad de aquellos proyectos innovadores desarrollados e implementados exitosamente durante este año.

Microsoft-sede-madrid facility management premio facility manager

Fernando Carneros, Real Estate & Facilities Manager Microsoft Spain, Portugal & Italy, ha declarado que “para Microsoft es un gran orgullo recibir este reconocimiento. En la compañía llevamos casi 10 años implantando, en todo el mundo, el programa de WPA (Workplace Advantage ) en aquellas oficinas que están en proceso de reforma o de traslado de sede. WPA es una solución corporativa, que apuesta por la aplicación de formas de trabajo flexibles que promuevan la innovación, comunicación, colaboración y efectividad de nuestros empleados, a partir de estándares propios de la compañía enfocadas, a la mejora del espacio y a hacer, de la forma de trabajo, una herramienta de optimización de explotación de los espacios, de productividad y de retención del talento. El programa se basa en la libertad de los empleados de Microsoft de ir a la oficina o trabajar desde otro lugar, y una vez en la oficina, elegir el puesto/lugar de trabajo en función de un amplio catálogo de espacios”.

La nueva sede de Microsoft en Madrid es un claro ejemplo de esta vanguardista y exitosa filosofía. Muriel Altunaga, Directora de Proyectos en Grupo 3g office, ha agradecido a Microsoft “su confianza puesta en 3g office para implantar el programa WPA en sus oficinas alrededor del mundo”.

El reto en Microsoft Madrid era crear un espacio que invitara a estar y a volver a él, conseguir que la sede de la compañía siguiera siendo el lugar preferido de encuentro. Para ello en torno a las dos terceras partes de la superficie de las zonas de trabajo está destinado a espacios de colaboración de todo tipo. Las formas de trabajo flexible permiten trabajar desde, donde y cuando quiera también dentro de la oficina.

El ahorro en espacio que suponía el reducir la superficie destinada a puestos de trabajo tradicionales permitiría acondicionar una nueva zona de clientes, que sirve de lugar de encuentro y de compartir experiencia. El nuevo sistema permite liberar 3.000 de los 9.000 metros cuadrados ocupados por la compañía desde hacía 10 años. Las mediciones post ocupación muestran que la gente sigue acudiendo a la oficina, y el porcentaje de ocupación está en torno al 70% del espacio. Los empleados van, se encuentran, intercambian sus experiencias y siguen trabajando en su casa, en la oficina o en cualquiera de los espacios de trabajo remotos que dispongan”.

El resultado es un espacio de calidad para experiencias con clientes, sin incrementar la superficie que ya se tenía, contar con un espacio en el que celebrar el 90% de los eventos de la compañía, con el consiguiente ahorro en el presupuesto de marketing, obtener un espacio alineado con las necesidades reales de la compañía y las nuevas formas de trabajo, reduciendo el presupuesto de explotación Opex (gastos operativos) en, aproximadamente, un 15%, y generar un clima de colaboración y trabajo en grupo en el entorno laboral de la oficina, impulsando de manera definitiva la conciliación de vida laboral y personal.

Texto original en RRHH Press.

Anuncios