En un reciente estudio, el británico Roger Bootle llegó a las siguientes conclusiones sobre la implantación de estrategias de gestión de activos inmobiliarios y facility management.

1. El uso inapropiado de los activos inmobiliarios ocasiona a las compañías pérdidas anuales de unos 25.000 millones de euros, y mejorarlo incrementaría hasta en el 13% el margen bruto.

2. Una reducción del 10% de los costes del facility millones de euros para dichas empresas.

3. La gestión de edificios ocupados por sus propietarios es mucho más ineficaz que la de instalaciones en régimen de alquiler, con pérdidas estimadas de hasta 15.000 millones de euros al año.

En resumen, la implantación del facility management en las decisiones estratégicas de la compañía puede impactar de forma significativa en los resultados, consiguiendo un incremento del retorno de los capitales invertidos gracias a un mejor aprovechamiento de los activos inmobiliarios, reducción de los costes operativos, mejoras en la calidad de vida de los usuarios, garantías de no interrupciones del negocio, claridad en la contabilidad y liberación de recursos clave de gestión para concentrarlos en el core business de la compañía.

Anuncios