Las oficinas inteligentes, que serán tendencia en el diseño de espacios de trabajo en 2016, tienen una serie de características, que explican desde Hermarta, estudio especializado en equipamiento de espacios laborales.

Las oficinas inteligentes u oficinas 3.0 se están convirtiendo en todo un fenómeno. Y es que en plena era digital las empresas que no tenga en cuenta la tecnología en sus oficinas, estarán perdiendo puntos, aseguran los expertos. Muchos estudios confirman que unir tecnología y diseño de oficinas innovador hace más atractivo el espacio de trabajo.

Una de las primeras tecnologías que las empresas integran en las oficinas es la comunicación a distancia, es decir, las videoconferencias. De esta forma se potencia el trabajo colaborativo y pueden centralizarse las funciones de la sala de reuniones en un único dispositivo, como puede ser una tablet. También puede programarse para regular la intensidad de la luz, la altura de las cortinas, lo que se está proyectando en las pantallas, etc.

Imagen de marca

El diseño y la tecnología no sólo son importantes para mejorar la funcionalidad de las oficinas, también lo son para proyectar una buena imagen de marca. De hecho, es una parte muy importante del branding. “Quien entre en una sala de reuniones conectada y preparada para el mundo 2.0 sabrá que la empresa se preocupa por la innovación”, comentan desde Hermarta.

Aunque la mayoría de empresas están inmersas en la introducción de nuevas tecnologías, las que aún no han entrado, no lo han hecho por falta de información sobre las ventajas que aportan los dispositivos electrónicos en la productividad laboral y la gestión empresarial. Entre las organizaciones que apuestan por los avances tecnológicos, destacan las multinacionales y las medianas empresas que trabajan con clientes extranjeros.

Cuidar a los trabajadores

Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de cuidar a sus trabajadores. Y el diseño de oficinas es un factor fundamental. Muchas empresas como Google o Facebook son el referente para los empresarios y un sueño para los trabajadores. “Espacios para la relajación, sofás, zona de juegos, entre otras muchas cosas, diferenciadas de la zona de trabajo, que se han concebido como espacios semiabiertos”, comentan desde el estudio.

Es decir, que los trabajadores puedan mantener el contacto con sus compañeros, pero lo suficientemente “protegidos” para aislarse de ruidos y molestias. Por descontado, estas oficinas ideales también cuentan con la tecnología más puntera, incluyendo todo tipo de dispositivos y aplicaciones que muchas veces son exclusivamente para los empleados de la empresa.

Fuente:

http://www.eleconomista.es

Anuncios