Uno de los roles más comunes dentro de la construcción es el que cumplen las empresas constructoras, estudios de arquitectura y empresas de facility management, que, cada uno a su escala, basan su negocio en el diseño, la construcción y el mantenimiento de obras. En algunos casos, el proyecto habrá sido desarrollado por ellos mismos y, en otros, recibirán un proyecto generado por terceros para documentarlo, estudiarlo, cotizarlo, construirlo y mantenerlo.

La cadena de valor de la industria de la construcción abarca procesos muy anteriores a la presupuestación, como la idea y el diseño, y otros que van más allá de la finalización de la obra, como la transferencia, la explotación y el mantenimiento, pasando por las etapas de aprovisionamiento, construcción y equipamiento, pero debemos destacar que, si bien hay una tendencia (casi una necesidad) a ver el negocio en su conjunto, en el mercado se definen roles que abarcan sólo un tramo de esta cadena.

Visión clara

Estas etapas de diseño, presupuestación, construcción, control y mantenimiento de una obra requieren una visión muy clara de sus procesos, de una forma segura y precisa de comunicación entre los muchísimos actores que intervienen y de metodologías de análisis modernas y eficientes, para que sean realmente seguras para quien las contrata y rentables para quien las ejecuta y opera.

Pero, una vez definidos los alcances y las responsabilidades de cada uno de los muchos actores, una vez que se definen y especifican los procesos, sus inputs y sus outputs, las fuentes de información, las metodologías y los contratos pertinentes, este negocio se convierte en una iniciativa mucho más estratégica, segura y medible.

Pero para ello hay que tomar conciencia de la gran ineficiencia que ha caracterizado siempre a esta industria y que el entorno ha modificado lo suficiente como para que sea imprescindible el cambio.

El nuevo entorno económico, la nueva ecuación de costos, las exigencias de calidad del mercado, la importancia de los tiempos de obra, las nuevas posibilidades y la competencia “hacen que este negocio ya no sea un negocio de amateurs, sino de industriales realmente comprometidos con la calidad en todos sus aspectos y con una alta capacitación en temas referentes a diseño, costos, control y gerenciamiento de negocios”.

Pareciera, entonces, que un nuevo enfoque es necesario para poder satisfacer esta demanda y esta propuesta de una nueva manera de organizar y coordinar el trabajo, y también pareciera que esto debe basarse en una visión global. BIM (building information modeling) o, como a nosotros nos gusta más, business information management.

Ritmo de cambio

Creemos que no aporta mucho discutir ahora, si la globalización de los mercados (y, con ella, la competencia) se incrementó por las facilidades que brinda la tecnología BIM (obviamente con la nube incluida), o si el uso de la tecnología BIM se está convirtiendo en una obligación debido a las presiones de la competencia.

Lo que sí debemos rescatar y aceptar es que una rápida interacción de estas y otras variables, sus respectivas evoluciones y sin duda el hecho de que en conjunto se hayan potenciado nos han conducido a una realidad que tiene un ritmo de cambio y unas exigencias que parecen bastante difíciles de alcanzar.

Estamos realmente convencidos de que el diseño de una empresa adaptada a estas características tiene como socios naturales, además de la capacitación y a la tecnología informática (TI), sin dudas al BIM.

Este tiene el potencial (hasta ahora no muy explotado) de cambiar radicalmente la manera en la que el trabajo puede realizarse sosteniendo y soportando los procesos interfuncionales, afectando las formas tradicionales de documentar, controlar, coordinar y comunicar, y, fundamentalmente, poniendo información justo allí donde se la necesite.

Sin duda, aquellos que diseñen o rediseñen sus empresas explotando las capacidades de la tecnología BIM alcanzarán a través de ella muchas de las ventajas competitivas tan deseadas y buscadas en nuestros días.

Un largo camino

A partir de herramientas que han aparecido en los últimos años, o, mejor dicho, a partir de la evolución que herramientas de siempre han tenido en los últimos años,

• Hemos desarrollado enormes adaptaciones de estas al mercado argentino y latino introduciendo enormes bases de datos con las metodologías, materiales y usos y costumbres locales (Templates).

• Hemos generado interacciones entre las herramientas (software) para que la información pueda pasar sin errores y sin contratiempos de una herramienta a otra y llegar a tiempo allí donde sea necesaria y en el momento correcto, (4D interacción con tiempos, 5D interacción con costos, 6D interacción con herramientas de green building y 7D interacción con herramientas de facility management y mantenimiento).

• Hemos desarrollado cursos, seminarios, conferencias y programas ejecutivos globaleson line para capacitar, enseñar, entrenar y transferir estas tecnologías (www.millerco.com.ar/landing) que nos permitieron llegar a todo este mercado para poder democratizar la enseñanza y transferencia de metodologías. (www.millerco.com.ar/cursos/clarin. Conceptos BIM en video desarrollado para Clarín Arquitectura)

• Cerramos convenios con universidades y desarrollamos una red de información con medios vinculados al sector, con entidades intermedias como colegios y consejos profesionales, para llegar y poder estar más a mano, pero también para que nos ayuden a relevar necesidades y a difundir.

•  Hemos desarrollado, por último, un área de servicios para complementar y ayudar a empresas, estudios y profesionales en sus esfuerzos por salir de lo artesanal, estén en la escala de trabajo que estén (una casa en un country, un edificio, una torre, hoteles con instalaciones complicadas o un complejo industrial).

Nos llevó más de 20 años, muchísimo estudio, muchísimo trabajo, dinero, frustración, alegrías, ansiedad, paz y todo al mismo tiempo, pero hoy podemos decir que tenemos soluciones.

En este artículo sólo nos propusimos explicitar la problemática planteando algunas de las preguntas que debemos hacernos, para poder abordarlas y contar las soluciones que encontramos e implementamos. Pero, sobre todo, destacar el rol de BIM y la capacitación y la implementación de procesos seguros como una solución integral genuina que tenga como centro al negocio y no a los productos como una herramienta habilitadora para el cambio.

Es claro, o por lo menos debiera serlo, que ningún enfoque puede ser comprendido fuera de su contexto sin tener en cuenta la cantidad de variables que lo acompañan, y nuestra propuesta no es la excepción y no debe tomarse como lo único válido para dar respuesta a las demandas del entorno.

Pero también es cierto que, como líderes en capacitación del sector en desarrollo e implementación de metodologías BIM, control y gerenciamiento de proyectos, estamos ayudando desde hace muchísimos años a muchísimos profesionales y empresas a encontrar mejores formas y más seguras para completar sus proyectos con éxito e ir mutando hacia las nuevas formas de gerenciamiento.

Por Ing. Fabian Calcagno (especial) Business manager de Miller & Co.

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/

Anuncios