El segundo desayuno de trabajo contemplado por la revista Facility M&S y patrocinado, en esta ocasión, porGrupo Eulen, reunía a profesionales como Jaime Briales (Ayuntamiento de Málaga), Diego Gil (Andalucía Smart City), Antonio Bueno (Ayuntamiento de Motril), Luis Manuel Barajas (Auxideco), Valentín González (Cogen-Energía) y Guillermo Pérez e Ignacio Muñoz, ambos de Grupo Eulen.

Por parte de la revista les acompañaron: Mariví Gómez, directora de Relaciones Institucionales; Ancor Morales, responsable de audiovisuales; Leticia Duque, redactora jefe; y Paloma Melendo, directora de la publicación, que hizo las veces de moderadora.

Con el título: “Mejora de la competitividad gracias a la Eficiencia Energética”, el encuentro pretendía arrojar luz sobre la situación del sector tras la transposición de la Directiva Europea sobre Eficiencia Energética a la legislación Española, y conocer de primera mano buenas prácticas, en el ámbito de la energía, tanto en ayuntamientos como en empresas privadas.

La eficiencia energética es un aspecto esencial dentro de la estrategia europea para crear un horizonte sostenible en el año 2020. Por ello, en el 2008 la UE fija unos objetivos que buscan reducir un 20 por ciento de los gases de efecto invernadero, reducir el 20 por ciento de la energía que se utiliza y dar un impulso con un 20 por ciento de incremento de uso de fuentes renovables, es decir que se dé una transferencias de energías, hacia las renovables.

Para alcanzar estos objetivos ha sido necesario cambiar el marco legal de la Unión Europea, así, precisamente, se ha recogido en la Directiva Europea de Eficiencia Energética 27/2012/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, que, a fecha de 12 de febrero de 2016, quedó transpuesta parcialmente al reglamento español a través del Real Decreto 56/2016, relativa a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

Directiva, transposición

Para Antonio Bueno, jefe de Servicios Centrales de Mantenimiento del Ayuntamiento de Motril, la transposición se ha “quedado corta”. Según su opinión, han sido “excesivamente conservadores”.  A su vez asegura que, no ha detectado en el texto “esa política de impulso”, a la que se refería Paloma Melendo al dar inicio al debate y explicar la necesidad del sector de que la regulación aporte empuje al ámbito de la eficiencia energética en España.

“Hemos ido a mantener el perfil respecto a Europa, pero sin ser valientes en este sentido”, continuó Bueno.  Ejemplificó su discurso comentando que  se hace referencia a las empresas y al sector terciario en las ciudades, “cuando de verdad había que haberlo aprovechado y haber atacado al 40 por ciento de los edificios que consumen la mayor parte de la energía: los edificios residenciales”. Su postura -clara- es que las ciudades tienen que empezar a crecer hacia dentro, “y hay que mejorar no solo en arquitectura, si no, también, en base a los consumos de energía, a la eficiencia de primavera a verano y de invierno a otoño, la estacional”. En cambio a la transposición le otorga algo positivo para estandarizar, “con la descripción de lo que es una auditoría, y para saber cómo debe ser realmente ésta”. En este sentido, abordó Ignacio Muñoz, de Grupo Eulen, la cuestión clave: ¿el cliente quiere que la auditoría le sirva para algo o es solo un mero trámite? “Esto último era lo que realmente pasaba, es un mero trámite, y esta transposición debe servir para arrancar”. Asimismo explicó que, aunque no confía en exceso en que sea un impulso, las personas tienen conciencia de la necesidad de hacer auditorías, de que hay que ser eficientes.

Fuente:

http://www.facilitymanagementservices.es/tendencias/eficiencia-y-sostenibilidad/la-eficiencia-energetica-un-campo-con-un-largo-recorrido-de-mejora

Anuncios