El último proyecto de diseño en el que estamos trabajando actualmente avanza con rapidez, pero ayer descubrimos un pequeño fallo: los ingenieros MEP utilizaron una versión antigua del modelo estructural mientras modificaban la red de conductos. Afortunadamente, el equipo detectó el problema y pudo resolverlo antes de que fuera a mayores o generará dos horas de re-trabajo extra. Nada que no pueda controlarse, pero estamos hablando del tipo de errores de diseño que el 21% de los arquitectos consideran la principal causa de incertidumbre y potenciales problemas en los proyectos. Trabajar en la nube puede ayudar a prevenir este tipo de problemas.

Según el Construction Industry Council, la tecnología en la nube va camino de convertirse en la herramienta líder para el almacenamiento y la compartición de modelos de diseño. Esto se debe principalmente a que los equipos que trabajan en la nube, pueden acceder en cualquier momento y en cualquier lugar a la información de diseño más reciente. También pueden revisar rápidamente cualquier cambio modificado sin necesidad de abrir la última versión del modelo en sus herramientas BIM o CAD.

La colaboración basada en la nube hace que todas estas acciones sean posibles. Cuando se colabora en este espacio virtual, todos los miembros del equipo se conectan entre ellos. Incluso se pueden incluir revisiones del cliente en este proceso, agregando velocidad y claridad en las decisiones que los clientes necesitan para hacer que los proyectos avancen.

image

Enterrados en una montaña de emails

Para entender realmente lo que supone la colaboración basada en la nube tenemos que imaginarnos cómo sería la vida sin ella. Los proyectos se mueven mucho más rápido de lo que se hacían hace unos años. Herramientas como el email y los PDF han reemplazado los interminables listados de llamadas de teléfono, faxes, y las constantes esperas para recibir los dibujos o la información al día siguiente. Mantener un registro de todas estas pequeñas acciones drena la productividad, limitando algunos de los beneficios del BIM. Los arquitectos afirman que el BIM genera todo lo contrario, un aumento en la productividad, reduciendo hasta un 68% el tiempo de entrega de un proyecto y un 45% menos de re-trabajo. Estamos hablando no sólo de un ahorro de tiempo, sino también un mejor intercambio de la información y un seguimiento de los cambios.

Llevar un control de todos los cambios del proyecto puede consumir tanto tiempo como mantenerse al tanto de todas las comunicaciones del equipo, pero aún así es igual de esencial. Cuando los diseños progresan a un ritmo tan frenético, es necesario saber la versión actual del modelo de proyecto o dibujo. Tampoco estamos hablando de buscar diferencias en cada conjunto de datos o PDF que recibimos. Existen opciones sin conexión para comparar modelos y dibujos, pero tomarse el tiempo necesario para hacerlo manualmente puede interrumpir el flujo de trabajo.

Liberado por la nube

Es importante contrastar el típico flujo de comunicación descrito anteriormente con lo que es posible en la nube. Con la colaboración de esta herramienta, se crea un centro de proyectos en línea al que todo el equipo puede tener acceso en cualquier navegador o dispositivo móvil. Por lo tanto, si alguien tiene alguna pregunta sobre el diseño es tan fácil como sentarnos y conectar a través de la red.

Todo el equipo está conectado en la nube. Los equipos de ingenieros y de diseño pueden compartir tanto archivos en 2D y 3D, como del mismo proyecto, y también las vistas del navegador con otros miembros. Por su parte, los clientes tienen acceso en línea para revisar dibujos o modelos en sus dispositivos, y las herramientas de marcado permiten realizar preguntas claras y proporcionar una retroalimentación acelerando el proceso de decisión. La comunicación se produce en una misma ubicación, ayudando a todas las partes a mantenerse organizados, sin perder tiempo en métodos ineficientes de mantenerse al día.

Mantenerse actualizado en los cambios

Si bien las ganancias de tiempo obtenidas al trabajar en la nube se suman, el aumento de calidad y la reducción del riesgo puede producir un impacto todavía más radical en los proyectos ¿Y es por qué? La mayor capacidad para rastrear y revisar los cambios. Podemos mantener un registro de todos los cambios de diseño a la vez que se realiza un seguimiento del proceso de los mismos. Todo el equipo puede ver la versión del historial, ayudando a eliminar el riesgo de trabajar en la versión incorrecta del modelo. También puede comparar directamente versiones de diseño en un visor basado en un navegador, sin tener que descargar el archivo.

image

Analicemos cómo la comparación entre versiones en la nube pueden afectar a los proyectos. Tomemos la imagen anterior como punto de partida: un miembro del equipo no puede ser consciente de los últimos cambios en el diseño. El problema se detecta automáticamente, pero ¿qué hubiera pasado de retrasarse unas semanas más? Los problemas de control de las versiones podrían haber estallado en cascada por todo el proyecto, dando lugar a retrasos significativos y las detecciones de conflicto perdidas se hubieran trasladado al modelo real. Con la versión basada en la nube, la imagen a continuación, los miembros del equipo simplemente se conectan al centro de proyecto, comprueban los cambios y prosiguen con su trabajo. Cada pequeña pregunta del estado no se convierte en múltiples emails o llamadas de teléfono. Así, se reduce también el riesgo de cambios perdidos que puedan afectar la calidad o los horarios.

image

Conectando al equipo

Una encuesta realizada recientemente afirma que el 74% de los arquitectos creen que el BIM conduce a una comunicación más plural. La colaboración en línea está preparada para llevar esta mejora al siguiente nivel prácticamente en todas las empresas. Cualquier equipo que trabaje en proyectos de varios tipos puede beneficiarse. Simplemente se trata de crear un espacio de trabajo que invite a los miembros a compartir la información. A medida que vayan evolucionando sus necesidades, es posible integrar nuevas herramientas en sus espacios de trabajo basadas en la nube que les permitan trabajar desde un mismo modelo.

Llega Newforma, el software que trabaja con BIM en la nube.

Fuente: https://bimcommunity.com/news/load/390/trabajando-juntos-en-la-nube

Anuncios