Factores como la internacionalización, la mayor especialización de los profesionales y un aumento en la complejidad en el desarrollo (tanto en el diseño como en la construcción), están exigiendo a todos los agentes implicados fluidez en la comunicación y una mayor colaboración en los procesos.

BIM es un habilitador de la comunicación entre agentes, y respecto a métodos tradicionales de colaboración, la canaliza y maximiza.

Las desventajas en la metodología de coordinación tradicional.

Debido a los plazos reducidos de entrega y al volumen de modificaciones que experimentan los proyectos en manos de los distintos especialistas, la coordinación de proyectos basada en el sistema de publicaciones en un portal corporativo y la comunicación por email no es la solución más eficaz, ya que entre otros problemas propicia la duplicidad de información y dificulta la trazabilidad de las conversaciones.

Trabajo colaborativo en la nube y en plataforma BCF

En IDP pusimos en crisis este procedimiento de intercambio de información para proponer una alternativa más eficaz: trabajar en una plataforma basada en la nube y un sistema de reporte de conflictos mediante BCF (BIM Collaboration Format).

Gestionar los archivos en la nube posibilita el acceso de todos los participantes a una información actualizada constante y en tiempo real, reduce la fuente de información a sólo una y garantiza la última versión imposibilitando trabajos en paralelo.

Esta metodología permite además asignar distintos niveles de permisos a los agentes involucrados de manera que acceden a la información y la editan en función de lo que el administrador defina.

Con la estructura colaborativa organizada, la comunicación de las incidencias mediante BCF posibilita centralizarla y canalizarla, además de ofrecer un historial de seguimiento proporcionando una herramienta útil a los responsables de proyecto para su trazabilidad. Además, este formato, vincula las incidencias a los elementos del modelo por lo que la comprensión y el rastreo de las mismas se produce de manera inequívoca.

La mejora del proceso de coordinación de los proyectos usando esta metodología ha sido clara y rotunda:

Con este nuevo proceso, se consigue disponer de una única fuente de información y de una metodología estructurada de almacenar, compartir y gestionar los conflictos en los proyectos realizados en BIM.

Fuente: IDP

Anuncios