• La feria reúne 800 marcas y mira hacia la innovación del sector del ladrillo
  • Se pueden ver viviendas que autorregulan su temperatura para estar siempre a 20 grados

Casas que autoregulan su temperatura y rebajan el consumo de energía hasta el punto de tener que pagar sólo 200 euros al año de factura. La realidad de las viviendas inteligentes y sostenibles ya está aquí y monopoliza la presente edición de Construmat de Fira de Barcelona, un certamen mucho más global centrado en la innovación y la tecnología aplicada al sector del ladrillo.

Una de las más sorprendentes es la de vivienda acabada que se puede ver en la zona del Future Arena de la mano del Consorcio Passivhaus y Tecnalia. Se trata de una estructura concebida como un envolvente -más que como cuatro paredes, un techo y un suelo- con un composite de siete capas que permite aislar completamente la vivienda del frío o el calor exterior, además de blindarla completamente del ruido.

En su interior, funciona con un caudal de aire de alta calidad -hay una concentración de dióxido de carbono de 600 partes por millón, cuando la de un ambiente normal puede superar las 2.000 con facilidad- que permite estar siempre a 20 o 25 grados. Su bajo consumo, además, hace que la factura de la luz no ascienda a más de 200 o 300 euros anuales, dependiendo del uso de los electrodomésticos.

También la Fundación ONCE expone estos días en el recinto de Gran Vía una casa «inteligente, sostenible y totalmente accesible», que ha sido concebida bajo los criterios de confort, adaptación a las necesidades de sus habitantes, facilidad de uso, seguridad, sostenibilidad y estética, y que es un ejemplo de hacia dónde avanza el sector de la construcción y cuáles son las tendencias de futuro. En ella destacan, por ejemplo, unos sillones móviles que se convierten en sillas de ruedas, una puerta inteligente de entrada y salida, electrodomésticos que funcionan con el móvil o muebles completamente regulables.

El certamen, además, refleja la recuperada salud del sector con cerca de 800 marcas representadas y un 27% más de compañías que en 2015 hasta el viernes en Gran Via. Construmat se divide en cuatro áreas: Industry Arena, donde se reúnen las empresas expositoras con todas sus novedades; Future Arena, el espacio dedicado a la innovación, único en una feria como esta; el Meetings Arena, un punto de encuentro empresarial por el que pasarán 800 compradores nacionales e internacionales; y el Talks Arena, un triple foro de debate.

Fuente: el Mundo

Anuncios