Los entornos de trabajo cobran cada vez más importancia en el mercado laboral y tiene una repercusión directa en bienestar del trabajador. Por ello, IFMA España, Asociación Española de Facility Management, organizó hace unos días un foto titulado ‘Productividad y Buenas Prácticas en Facility Management’ con el objetivo de conocer cómo influye el ambiente laboral y el entrono en general en los trabajadores.

Raquel Cruz, directora de comunicación de IFMA España y directora de grandes cuentas en ISS, abrió el debate que organizó esta entidad, hace unos días, para -junto a Marta Sevila, Workplace & Purchasing manager Iberia en Xerox; Francisco Javier Cirac, Managing Director en Diadec; Jonatan Molina, gerente de Ofita Madrid; y Rosa Jemez, manager Facilities Management en Mondelez– analizar cómo afectan los entornos laborales a los trabajadores y conocer su influencia en el balance de resultados de las compañías.

En este sentido, los participantes conincidieron en la importancia de que el cambio cultural vaya respaldado por la dirección. El empleado debe querer ir a sus oficinas porque le ofrece diferentes soluciones que le facilitan la conciliación e influyen de forma directa en su productividad.

De este modo, los expertos señalaron a la flexibilidad como clave, aunque también el equilibrio entre teletrabajo y asistencia a la oficina para alcanzar una cuota de productividad óptima. “Las empresas deben fidelizar a sus empleados con una oferta atractiva, basada en productos y servicios, y alejarse del presentismo”, señala IFMA en un comunicado.

El tiempo de trabajo en oficina sirve para incrementar la creatividad, el trabajo en equipo y la colaboración, por lo que “los espacios deben adaptarse a estas necesidades”, describen. Así, “las tendencias apuntan a salas de reunión versátiles o la no asignación de puestos fijos, pero lo importante es estudiar cada compañía en particular para adaptar los espacios y servicios a su filosofía y cultura por encima de las modas”.

El papel del Facility Management

El facility manager es el defensor de las experiencias del trabajador, busca su bienestar, aportando un valor añadido por encima del coste y dando soporte en todo lo que sea necesario.

Para lograr sus objetivos, Facility Management y Recursos Humanos “deben ir de la mano”. Ambas disciplinas deben crear “entornos favorables, servicios, buena comunicación y gestionar a las personas teniendo en cuenta a las nuevas generaciones y necesidades”, ya que los empleados exigen cada vez más una conciliación personal en vez de familiar. 

Los asistentes afirmaron que si las compañías no apuestan por estas tendencias, perderán talento, afectará a sus resultados y serán menos competitivos en el mercado. El espacio de trabajo debe ser reflejo de la cultura empresarial y las personas integrantes deben sentirse orgullosas de pertenecer a él y mostrarlo a sus clientes.

Anuncios